25-08-2019
Domingo

Radio

Al igual que a nivel nacional, la industria se desplomó en Santa Fe en lo que va del año

Lo aseveró el ministro de la Producción, Luis Contigiani, quien advirtió que salvo el complejo agroexportador sojero, el resto de los rubros está en crisis.



Al igual que a nivel nacional, la industria se desplomó en Santa Fe en lo que va del año

Jueves 01 de Septiembre de 2016.

El ministro de la Producción de Santa Fe alertó que "salvo el complejo agroexportador sojero, el resto de los sectores de la producción de la provincia están en una situación crítica". Luis Contigiani hizo de esta forma un balance negativo del impacto que han tenido las políticas económicas implementadas desde la Nación a partir de diciembre pasado en la estructura productiva local.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, el funcionario provincial dijo que el informe difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), señalando una caída del 7,9 por ciento en la actividad industrial, también "se ve en los números de Santa Fe. La Federación de Industriales de Santa Fe divulgó análisis del mes de julio, donde se ven caídas de actividades que son muy importantes para la provincia en términos de producción y empleo en diferentes rubros, entre ellos el de la industria metal mecánica que cayó un 19 por ciento".

"Esto se debe a un esquina de valorización financiera. Una apuesta a combatir la inflación elevando las tasas de interés y permitiendo un juego que estimule la renta financiera sobre la economía real. Osea, el mercado interno no está en la agenda todavía, y eso se siente. En Santa Fe tenemos una situación complicada por variables combinadas. El empresario vende menos, le aumentaron los costos de producción vía aumentos de las tarifas; el poder adquisitivo, que para el mercado interno es muy importante, cayó con respecto a la inflación de manera muy fuerte. El consumo está retraído y además está la problemática de las importaciones", agregó Contigiani.

El ministro añadió que "todas esas variables combinadas perjudican al mercado interno. Diez días antes del informe del Indec, yo había alertado, con información que tenía de consultoras privadas y de asesores, que para antes de fin de año la tasa de desempleo sería del 10 por ciento. Bueno, me quedé corto. El Indec, diez días después de mi pronóstico, por el que mucha gente me cuestionó, no sólo me dio la razón sino que fue mucho más allá con datos objetivos. En Rosario tenemos un 12 por ciento de desempleo".

© GUILLERMO ZYSMAN