18-07-2019
Jueves

Radio

Cerealeras se oponen a pagar más impuestos para subsidiar el transporte

La cámara aceitera cuestionó la medida aprobada en la Legislatura y alertó que pone en peligro "miles de puestos de trabajo".



Cerealeras se oponen a pagar más impuestos para subsidiar el transporte

Sábado 27 de Octubre de 2018.

El aumento de impuestos provinciales a las cerealeras que aprobó la Cámara de Diputados para sumar subsidios al transporte generó un fortísimo rechazo del complejo agroexportador que opera en el Gran Rosario. "Esto pone al sector en una situación dramática y deja en peligro miles de empleos", advirtió la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara). 

El jueves, la Cámara de Diputados de Santa Fe dio media sanción a un paquete de medidas que permitirá duplicar las partidas provinciales al transporte urbano e interurbano de pasajeros.

El texto aprobado establece que en adelante las cerealeras pagarán el uno por ciento de su facturación de impuesto a los ingresos brutos. Al mismo sector y a los bancos se les triplicará el impuesto inmobiliario. Y se destinará el 10 por ciento de la recaudación del impuesto a los sellos al fondo compensador del sistema.

Los cambios impositivos cayeron como un baldazo en el sector agroexportador, que concentra en la región cerca del 80 por ciento de las exportaciones de granos y productos derivados.

"Tomamos esta medida que adoptó la Legislatura de Santa Fe con mucha sorpresa", resaltó el gerente de Relaciones Corporativas de la Ciara, Andrés Alcaraz en diálogo con La Ocho.

Para Alcaraz, los diputados que lo avalaron lo hicieron "con falta de información. Se basaron en una irrealidad del sector al tomar como si estuviera en el mejor de los mundos y se ignora la situación actual que, como consecuencia del aumento de las retenciones que dispuso el gobierno nacional, ha reducido notablemente los márgenes de la industria".

Según Alcaraz, "la presión tributaria del área ya es elevada. Estas medidas están poniendo al sector en una situación dramática y deja en peligro miles de empleos".

Luego aludió al "falso mito de que el complejo agroexportador es el gran beneficiario de la devaluación. Entre el 80 y el 90 por ciento de la economía de las agroexportadoras está dolarizado, por lo tanto una devaluación del peso le es completamente indiferente".

"Quienes se pueden llegar a ver beneficiados con la devaluación —continuó— son los productores, pero no las agroexportadoras que están en el mercado mundial con precios y costos en dólares".

© GUILLERMO ZYSMAN