21-09-2019
Sábado

Radio

Cómo abordar con los chicos los peligros del juego "La Ballena Azul"

El especialista en educación Gabriel Brener propone escuchar a los chicos antes que salidas punitivas. Alertó sobre los riesgos de entrar en psicosis colectivas por las informaciones mediáticas que trascienden



Cómo abordar con los chicos los peligros del juego "La Ballena Azul"

Jueves 04 de Mayo de 2017.

Un adolescente de 14 años lucha por sobrevivir tras convertirse en la primera víctima grave en Argentina del juego que incita al suicidio y se conoce como "La Ballena Azul", mientras que una menor de 12 años se autoinfligió heridas cortantes. 
Gabriel Brener, especialista en educación de Flacso y docente de la UBA, dijo que estas situaciones "alarman y preocupan". Pero advirtió que para evitar paralizarse ante el miedo que generan estos casos, hay que pensar el vínculo entre adolescentes y adultos, "y en la necesidad de escucha que necesitan nuestros hijos o alumnos".
"Fundamentalmente lo que hay que reponer es el diálogo dialogo allí donde hay indiferencia y donde no se los escucha", y que "muchas veces un chico plantea una situación que es considerada de menor valor" por los adultos.
En contacto con "El primero de la mañana" de La Ocho, Brener dijo que "lo hay que hacer es generar más y mejor diálogo entre generaciones, algo que esta bastante roto". Y que "muchas veces los adultos con el dedo levantado le decimos a los pibes lo que tienen que hacer, y ellos no aprenden tanto de lo que le decimos, sino de lo que ven que hacemos nosotros".
"Esta situaciones (en referencia a los casos de La Ballena Azul) ameritan revisar y repensarnos como adultos en el modo en que le damos la bienvenida y acompañamos a los pibes", señaló Brener. Y agregó: "A los pibes hay que acompañarlos, contenerlos y al mismo tiempo ponerle los puntos, porque los límites no son clausuras, son un modo de abriles un mundo".
El especialista advirtió también que ante este tipo de casos muchas veces se opta por soluciones punitivas, tales como quitarles la tablet, el celular o las redes sociales. Pero que "cuando se le prohibe algo y (el chico) no entiende por qué puede volver a cometer esa transgresión en ausencia de quien se lo prohibe, esto es más viejo que la propia pedagogía".
El desafío. "La Ballena Azul" consta de 50 consignas que un supuesto administrador del grupo invita a cumplir a los niños y adolescentes que se suman. Los retos van desde levantarse en la madrugada a ver películas de terror hasta causarse cortes con una navaja y, en un último paso, suicidarse ya sea tomando pastillas o saltando de un balcón, por ejemplo. 

© GUILLERMO ZYSMAN