21-08-2019
Miércoles

Radio

Controversia por la detención de una joven acusada de matar a su bebé

La mujer llegó con una hemorragia y su hijo muerto al Hospital Cullen de la capital provincial. La acusan de homicidio agravado por el vínculo y puede tener cadena perpetua



Controversia por la detención de una joven acusada de matar a su bebé

Sábado 16 de Febrero de 2019.

Una joven de 27 años quedó detenida acusada de homicidio agravado por el vínculo luego de que llegara con una hemorragia y un bebé muerto al Hospital Cullen de Santa Fe. Organizaciones de defensa de los derechos de la mujeres se manifestaron frente a Tribunales para solicitar la libertad de la chica.

La abogada Lucía Puyol que defiende a la joven aseguró que hay una "criminalización del caso" y argumentó que si la madre hubiese querido ocultar la situación no hubiera asistido a un establecimiento público. Los médicos indicaron que al llegar al hospital, la joven había manifestado que se trató de un parto casero que no salió bien.

El fiscal del departamento San Jerónimo, Marcelo Nessier, imputó a la estudiante de 27 años por homicidio doloso calificado por el vínculo por tratarse de un descendiente y el miércoles aseguró que se constataron "múltiples golpes, equimosis y escoriaciones, lesiones que fueron provocadas estando en vida la criatura".

Puyol habló con el programa "Zysman 830" de La Ocho. "Estamos en la puerta de Tribunales porque va a comenzar la segunda audiencia, el miércoles fue la imputativa donde el fiscal la acusó de asesina de su propia hija y sin ninguna contemplación de la situación que estaba sucediendo y de la complejidad del caso, se ordenó la detención".

La letrada relató que la joven "llegó el viernes al hospital, el lunes cuando le dieron el alta, la dejaron detenida, para el martes ya sabíamos que estaba la audiencia, la parte de la defensa no tuvo oportunidad de ser parte de las pruebas, ella no declaró porque no tenía elementos, y esto no puede ser usado en su contra".

La defensa solicitó la prisión domiciliaria ya que tiene un hijo de cuatro años. "El fiscal se opuso, y el juez no resolvió porque no está acreditado que el niño necesite a su madre, eso se va a determinar hoy en la audiencia de prisión preventiva", aclaró Puyol.

En tanto la abogada no quiso ahondar en las causas por las que murió el bebé. "Ella no habló aún, no me corresponde hacerlo, es su derecho de imputada a hablar, será una estrategia en conjunto con la defensa", dijo.

"Nosotros estamos convencidas que hay en este momento una criminalización de las situaciones de mujeres que llegan con eventos obstétricos a los hospitales, no es el primer caso en el país, el caso más emblemático es el caso de Belén en Tucumán", manifestó.
Y remarcó que la joven llegó al hospital "con una hemorragia y con un feto muerto, y a partir de ahí el hospital es el que la denuncia y se inicia una causa".

"No es una persona en situación de pobreza, ella tenía la posibilidad de ir a una clínica privada, de no llevar el cuerpo de la criatura, de ocultar esta situación, nada de esto sucedió porque no es una criminal", aseguró.

Respecto a la acusación de la fiscalía que la acusa de provocar los golpes, la abogada precisó que "eso no está acreditado, tendrá que probarlo, es lo que el fiscal dice, y el fiscal debería recordar que no es una de las partes, no es la querella. Lo que el fiscal hizo fue llevarlo a los medios y que se alimente el deseo de mucho de un linchamiento a la joven".

La regional Santa Fe de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito emitió un comunicado en el que solicita que no se criminalice el caso. "La joven que fue al Hospital Cullen para ser asistida, en lugar de eso, fue denunciada por el doctor José Sil, médico ginecólogo e inmediatamente tomó intervención la policía. Fue a buscar ayuda al hospital y terminó denunciada, detenida y estigmatizada de asesina".
 

© GUILLERMO ZYSMAN