25-08-2019
Domingo

Radio

Cuestionan el "exceso policial" en un operativo en el Museo de la Memoria

Viviana Nardoni calificó así a la violenta irrupción de policías en el edificio de Moreno y Córdoba poco después de la representación del crimen de Jonathan Herrera.



Cuestionan el "exceso policial" en un operativo en el Museo de la Memoria

Martes 09 de Mayo de 2017.

"Un exceso de la autoridad policial. Una mala aplicación del protocolo ante una denuncia". Así definió hoy Viviana Nardoni, directora del Museo de la Memoria, el incidente ocurrido ayer en ese lugar cuandoun grupo de policías irrumpió en medio de una representación teatral que recreaba el crimen de Jonathan Herrera, el joven que murió baleado por policías que perseguían a un delincuente.

Nardoni, en declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, afirmó que la denuncia que hizo una mujer sobre la presencia de gente armada en el lugar "existió y se radicó a las 15.30. Cuatro efectivos de la Brigada Motorizada, tres hombres y una mujer, ingresaron por la tapia del museo, no por la puerta. No preguntaron nada. Comenzaron a requisar a los jóvenes que estaban jugando a la pelota y tomando mate en la terraza del Museo y la recreación del caso de Jonathan Herrera ya había terminado mucho antes".

"Los jóvenes que habían participado de esa representación estaban hablando de sus experiencias como parte de las actividades que se hicieron ayer por el Día Contra la Violencia Institucional. Los policías adujeron que habían recibido una denuncia y que debía acudir. Mi interrogantes son los siguientes: ¿por qué llegaron cuarenta minutos después de la representación? ¿Por qué irrumpieron de la manera que lo hicieron? y ¿por qué hicieron lo que hicieron con la gente?. La fotografía con que se encontraron estos policías era una fotografía de un lugar donde no pasaba nada. Sólo había gente tomando mate y jugando a la pelota. ", agregó Nardoni.

Nardoni sostuvo que "lo más grave fue la forma en que abordaron a estos chicos, dos de ellos son hermanos de Jonathan. Empezaron a revisarlos. Les hicieron abrir las bolsas donde efectivamente estaban las armas de juguete utilizadas en la representación de la obra. No había ninguna imagen de que se estuviese cometiendo un delito".
"Los policías tienen que tener capacitación para observar el panorama antes de actuar tipo Swat, saltando por la baranda del Museo y dirigiéndose a los jóvenes que estaban allí para requisarlos como presuntos delincuentes. Fue un momento de mucho dolor y angustia", añadió.

© GUILLERMO ZYSMAN