25-08-2019
Domingo

Radio

Habló la maestra de la infancia de Lionel Messi, a horas de su casamiento

Mónica Dómina dijo sentir una gran felicidad por el boda de Leo en Rosario, recordó que era un buen alumno, sencillo e introvertido y destacó que nunca perdió su humildad



Habló la maestra de la infancia de Lionel Messi, a horas de su casamiento

Viernes 30 de Junio de 2017.

"Siento una felicidad enorme que Lionel haya elegido Rosario para celebrar su casamiento. Es una forma de mostrarle al mundo de donde viene. Y el mayor orgullo para mí es haber sido su maestra. Haber compartido parte de su vida y su historia es lo máximo que me pudo pasar. Además de verlo ser quien es y que siga siendo una una persona tan sencilla. Lionel sigue siendo el mismo chico que conocí", señaló hoy Mónica Dómina, maestra de Messi entre primer y cuarto grado en la Escuela Las Heras.


En declaraciones al programa "Zysman 830", y a pocas horas del casamiento del año, Dómina trazó el perfil de aquel niño "callado, tranquilo y dulce" que no dudaba en salir corriendo hacia el patio de la escuela cuando sonaba el timbre para jugar a la pelota con una botellita de plástico.

"Era un dulce, muy tranquilo, callado. El único problema que me daba era que no quería hablar. Hacía sus cosas, trabajaba, nunca lo tuvo que mandar a la Dirección porque era muy compañero y se portaba bien, muy divertido. En el recreo se transformaba, salía corriendo para jugar al fútbol, se la pasaban jugando porque en el patio había dos arcos. Después, cuando se hizo más grande tuvo que pasar al turno mañana porque tenía que entrenar", sostuvo la docente.

Fue de aquellos tiempos, de cuando Lionel cambió de turno y llegó a séptimo grado, la anécdota que siempre está presente, grabada en la memoria de las docentes. El chico Messi estaba en el último año de la primaria y seguía conservando la costumbre de jugar al fútbol con la botellita de plástico y también llegar tarde al salón de clases. Su maestra de séptimo Silvana le dijo una vez: "Terminala con llegar tarde, que Maradona hay uno solo".

© GUILLERMO ZYSMAN