18-06-2019
Martes

Radio

La UOM denunció que ya hay mil suspensiones por la apertura de importaciones

El líder de los metalúrgicos reveló que sólo en la línea "blanca" hay 800 trabajadores afectados. Advirtió que de no haber cambios en la política económica del Gobierno habrá paros en el sector



La UOM denunció que ya hay mil suspensiones por la apertura de importaciones

Jueves 28 de Julio de 2016.

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), antonio Donello denunció que ya hay mil suspensiones de trabajadores del sector en la región. El dirigente vinculó la crisis con las medidas económicas que adoptó el Gobierno.

En declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, el líder de los metalúrgicos remarcó que en lo que se conoce como "línea blanca" (lavarropas, cocinas, heladeras) el gremio tiene "800 suspensiones y en diferentes actividades hay unos 150 más. Hay un promedio de mil suspendidos. En la mayoría de los casos están cobrando el 90 por ciento del sueldo y no van a trabajar porque las fábricas están cerradas".

"Todo esto se debe a las importaciones, que se descontrolaron; a los tarifazos; a la caída del consumo del trabajador y a la caída del mercado interno, que se cae trayendo cosas importadas. Eso le está pegando mucho a la producción nacional. Si no se corrigen esos tres puntos vamos a tener muchos problemas muy pronto en la región de Rosario. Si no se frenan las importaciones y los trabajadores no recuperan el poder adquisitivo, la situación será cada vez más grave", agregó el sindicalista.
El representante de la OUM agregó en ese sentido: "Hoy, con el tarifazo se acható el mercado interno. El gobierno quiere bajar la inflación frenando el consumo y esas son recetas que ya vimos en los 90 y como terminó todo en el 2001".

"Estamos cerca de una media de fuerza. La gente se está dando cuenta que ya no llega a fin de mes. Le quisimos dar tiempo al gobierno y uno no quiso ser alarmista, pero nos están dejando sin otro camino. Nos están llevando directamente a un conflicto. Pero más que por el conflicto estamos preocupados por los puestos de trabajo. Si el gobierno no cambia de rumbo los argentinos la vamos a pasar realmente muy mal", expresó.

© GUILLERMO ZYSMAN