21-07-2019
Domingo

Radio

Lo acusan por "intimidación pública" por falsa alerta de robo de bebés

Lo imputó el fiscal Dalmau al hombre de 41 años que se presentó en Tribunales y dijo ser autor de los mensajes que se viralizaron por WhatsApp. Dijo que fue tras una pelea con su ex pareja



Lo acusan por "intimidación pública" por falsa alerta de robo de bebés

Martes 13 de Septiembre de 2016.

Un hombre se presentó ante la Justicia y admitió ser el autor de los mensajes de audio difundidos a través de WhatsApp en los que se alertaba a la población sobre una ola de secuestros o robo de criaturas. Trascendió que tomó esa decisión luego de discutir con la madre de su hijo.
La difusión de esos mensajes de audio se viralizaron la semana pasada y causaron alarma en un amplio sector de la población, pero desde la Policía de Investigaciones aclararon que, salvo un caso puntual que se produjo en medio de un asalto, no había denuncias ni investigaciones de secuestro de bebés.
El fiscal Fernando Dalmau, quien tiene a su cargo la investigación de los hecho, en declaraciones al programa "El primero de la mañana" de La Ocho, realizó un resumen de lo actuado hasta el momento. .
"El viernes recibí una información de la Policía de Investigaciones (PDI) dando cuenta de la identificación de mensajes que hablaban de secuestros de niños. Ya estábamos al tanto de la noticia ya que algunos empleados judiciales y de la propia Fiscalía habían recibido esos mensajes. En base a ese, y teniendo en cuenta que WhatsApp adujo una imposibilidad técnica de descifrar y hacer un seguimiento de los mensajes, se inició una búsqueda artesanal para establecer dónde se habían originado estos mensajes. Se detectaron varios grupos. Uno de los primeros fue un grupo de hockey de Newell's y de las escuelas Gurruchaga y Brigadier López. Se fue desandando el camino de donde se iniciaron los mensajes. Al ver que varios mensajes tenían un denominador común, esta persona se vio cercada y se presentó espontáneamente con su abogado", expresó el fiscal.
Dalmau sostuvo que esta persona ahora enfrenta una acusación por "intimidación pública. Es un delito que parte de una mínima de dos años de cárcel. Esta persona no cuenta con antecedentes, ni otros procesos judiciales en trámites hacen viable que la causa sea investigada con este hombre en libertad. Se van a entrecruzar los mensajes y con el imputado ya identificado se fijará una audiencia imputativa entre mañana y pasado. Se procederá a hacer pericias al teléfono de esta persona y se pedirán más medidas".

 

© GUILLERMO ZYSMAN