19-09-2019
Jueves

Radio

Los docentes replican a la gobernación por poner en duda la cláusula gatillo

El secretario gremial de Amsafé advirtió que en la "escueta propuesta que se hizo, quedaba claro que no era cláusula gatillo, era un aumento que ni ellos podían explicar, vinculado a la recaudación"



Los docentes replican a la gobernación por poner en duda la cláusula gatillo

Miércoles 13 de Marzo de 2019.

"Estamos algo desorientados, porque la verdad que el 21 de febrero ellos no propusieron cláusula gatillo, por más que lo mencionen insistentemente", respondió el secretario general de Amsafé Javier Almirón al ser consultado por las advertencias efectuadas por el ministro de Gobierno, Pablo Farías, que puso plazo para la propuesta con actualización automática.

El secretario gremial de Amsafé recogió el guante esta mañana y pidió "responsabilidad" al gobierno. "En la escueta y brevísima propuesta de siete renglones sobre el tema salarial quedaba claro que no era cláusula gatillo, era un aumento que ni ellos podían explicar, y que estaba vinculado a la recaudación provincial y no sabían si se iba a garantizar", describió en diálogo con el programa "Zysman 830" de La Ocho.

Sobre los dichos del ministro, estimó que parecen "declaraciones que buscan instalar una imagen de fortaleza por parte del gobierno frente al conflicto, que mucho no ayuda, es como si pidiéramos un 50 por ciento de aumento o nada, después hay que sentarse a negociar, esperamos que el gobierno asuma su responsabilidad", solicitó.

Además Almirón expresó el malestar por el planteo de situaciones que "no son tales como que los docentes no sabemos lo que votamos, o que no se debate en las asambleas, ese no es el problema. La cuestión es que la propuesta salarial es muy mala y por eso fue rechazada con contundencia".

Respecto a la última reunión paritaria concretada el lunes pasado en Santa Fe, admitió que el gobierno "tuvo un gesto" con esa convocatoria. "Pero fue una pura formalidad, porque la propuesta fue peor que la del 21 de febrero, esos 1.200 pesos que propone el gobierno no son bonificables, no va a los jubilados y funciona como un adelanto de futuros aumentos".

"En un cargo testigo de maestro de grado significa un 5 por ciento, mientras que el acumulado de inflación en el primer trimestre llega al 11 por ciento", detalló para recordar que "cuando va subiendo en la escala salarial, en los cargos con más antigüedad, significaría para muchos docentes un aumento de apenas 1,5 por ciento".

Por último, dijo que para destrabar el conflicto, aguardan una propuesta seria. "Estamos a la espera de que se retome el cuarto intermedio dispuesto por el Ministerio de Trabajo y en función de esa convocatoria ver como se desarrollan las discusiones", cerró

© GUILLERMO ZYSMAN