18-07-2019
Jueves

Radio

Por la crisis, una carnicería de Baigorria acepta el pago en cuotas con tarjeta

La iniciativa surgió como una forma de incentivar las ventas tras la contracción que sufrió el mercado. "Nunca vi algo así, que el cliente pida cuotas para pagar la carne", expresó su dueño, Rubén Pascualini.



Por la crisis, una carnicería de Baigorria acepta el pago en cuotas con tarjeta

Miércoles 27 de Marzo de 2019.

Frente a los aumentos incesantes de la carne, un carnicero de Granadero Baigorria decidió habilitar la venta de sus productos en cuotas con tarjeta de crédito sin un piso mínimo de consumo. La iniciativa del comerciante baigorriense tuvo éxito y actualmente en esos locales puede gastar desde 200 pesos en adelante

Rubén Pascualini, quien posee dos carnicerías en la vecina ciudad, uno de ellos en avenida San Martín al 700 y el otro en la misma arteria al 1200, explicó los motivos que lo llevaron a proponer este sistema de venta poco habitual en los comercios pequeños o medianos del ramo.

"La idea surgió debido a la situación por la que atraviesa el país. Se contrajo el consumo y la misma gente propuso esta idea. Nuestro comercio hace muchísimos años que está en Baigorria y tenemos una relación especial con los clientes", dijo Pascualini.

En declaraciones al programa "Zysman 830" que se emite por La Ocho, el comerciante contó: "Hace treinta años que estamos acá y vemos la necesidad de la gente. Los problemas que tienen los clientes lo vemos en el mostrador".

"Por eso tomamos la decisión de, en nuestros dos comercios, trabajar con tarjetas de crédito. Optamos por dar financiación. La gente acepta el crédito para seguir subsistiendo. Trabajamos hasta con la Tarjeta de Ciudadanía y con todas las tarjetas. La gente viene directamente a preguntar en cuántas cuotas puede comprar", añadió.

Pascualini que hay clientes "gastan 200 pesos y también los que realizan compras grandes. Llegamos a vender hasta en seis cuotas, con un interés del 5 por ciento. El banco nos supera ampliamente, pero la necesidad de la gente nos lleva a tomar esta decisión para mantener el consumo".
Según el carnicero, el gasto promedio en su negocio son 400 ó 500 pesos. "Tenemos ventas de 200 pesos a 2.500 ó 3 mil ó 4 mil pesos. La gente pide pagar en cuotas con cualquier monto. En 30 años de actividad, nunca ví algo así, que el cliente pida cuotas para pagar la carne", agregó Rubén.

Al ser consultado sobre el precio del producto, Pascualini sostuvo que "gracias a Dios, se estabilizó hace un par de meses. Incluso, algunos cortes bajaron. Nosotros tenemos compra directa con frigoríficos y también producción propia. Por suerte pudimos mantener el precio y así hicimos diferencias para que la gente tenga opciones".
"El cliente se mide muchísimos en los gastos. La realidad es que a la gente no le alcanza el dinero. Así tomamos la opción de otorgar las cuotas que la gente necesite con tarjeta", agregó.

© GUILLERMO ZYSMAN