11-12-2019
Miércoles

Radio

Qué decía el nuevo protocolo nacional para interrupciones legales del embarazo

Remarcaba que el aborto no es delito en la Argentina cuando existen motivos de salud (en su definición integral, como estipula la OMS) ni cuando el embarazo es producto de una violación. Macri ordenó derogarlo



Qué decía el nuevo protocolo nacional para interrupciones legales del embarazo

Miércoles 20 de Noviembre de 2019.

La secretaría de Salud nacional publicó hoy un nuevo Protocolo de Atención para interrupción legal del embarazo. En menos de 24 horas el presidente Mauricio Macri ordenó su derogación. El texto buscaba “promover el derecho que tienen mujeres, niñas, adolescentes y toda persona con capacidad de llevar adelante una gestación o de acceder a la interrupción legal del embarazo (ILE) cuando éste se encuadre en las causales previstas”, es decir, por motivos de salud (en su definición integral, como estipula la OMS) o porque la mujer fue víctima de una violación.

La Resolución establece claramente que “la interrupción del embarazo es un procedimiento sumamente seguro si es practicado con los instrumentos y en las condiciones adecuadas”. Por eso, “debe ser brindada bajo los mismos parámetros que otros componentes del servicio de salud, es decir, respetando los estándares de calidad, accesibilidad, confidencialidad, competencia técnica, rango de opciones disponibles e información.

En diálogo con La Ocho, Natalia Gherardi, coordinadora del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género dio detalles de los alcances legales que tenía la norma publicada en el Boletín Oficial. Remarcó que el texto recoge sentencias de la Corte Suprema de Justicia y parte del debate parlamentario de 2018.

Destacó que es de alcance federal y que todas las provincias deben acatarla. Y recordó que “el aborto en Argentina no es considerado delito cuando se solicite la práctica para evitar un peligro para la vida o la salud de la persona embarazada, o cuando el embarazo sea producto de una violación, según establece el artículo 86° del Código Penal”.

© GUILLERMO ZYSMAN