25-06-2021
Viernes

Notas

Uber: la ciudad bloquea su desembarco mientras crece el apoyo de la gente a las apps

La misma semana que el Concejo endureció las sanciones económicas para impedir el desembarco de Uber y otras aplicaciones de movilidad a la ciudad, dos encuestas revelaron el apoyo de los rosarinos a estas plataformas.



Uber: la ciudad bloquea su desembarco mientras crece el apoyo de la gente a las apps

Lunes 26 de Abril de 2021.

La misma semana que el Concejo endureció las sanciones económicas para impedir el desembarco de Uber y otras aplicaciones de movilidad a la ciudad, dos encuestas revelaron el apoyo de los rosarinos a estas plataformas. Los ediles establecieron sanciones que van de 130 mil hasta 300 mil pesos para los autos que usen esas apps no habilitadas. Y según los sondeos, entre el 56 y el 80 por ciento de las personas consultadas apoya estas formas de conseguir un vehículo de alquiler. 

El debate legislativo y en la propia sociedad está atravesado por una guerra de argumentos cruzados: seguridad, accesibilidad y tarifa versus regulación estatal que evite la concentración en pocas manos, planificación de la movilidad pública, monitoreo de recorridos y responsabilidad ante accidentes.

La discusión incluye sectores fuertemente enfrentados. Por un lado, peones, titulares de licencias de taxis y remises que se oponen de manera férrea a esta nueva competencia “ilegal”. Del otro lado la multinacional promueve su desembarco en la región destacando sus bondades, el apoyo popular y la presencia exitosa en muchas ciudades del mundo a través de un simple pedido online con el celular.

En el medio, la clave para entender las razones por las que prospera la polémica en redes, medios y entre miles de rosarinos: un sistema de transporte público que el año pasado se desplomó producto de la pandemia y sus restricciones y estuvo al borde de la quiebra; 4.000 taxis que funcionan con muchas quejas de pasajeros y unos 2.000 remises de los cuales cerca de la mitad no está en actividad por falta de rentabilidad.

Ante semejante terreno fértil, Uber aceleró fuerte en los últimos meses para instalarse en Rosario. El mes pasado difundió un comunicado donde aseguró que más de 100 mil rosarinos habían bajado la app para viajar a través de esta modalidad, mientras que semanalmente crecían un 60 por ciento los interesados en trabajar con esta plataforma como conductores.

En la última sesión, el Concejo aprobó un fortísimo incremento en las sanciones a los remises ilegales, con multas de hasta 175 mil pesos. Pero el agravante se posó sobre “la prestación del servicio de transporte de personas realizado en forma habitual y onerosa, con vehículos sin habilitación municipal y cuyo despacho de viajes se practique a través o sirviéndose de aplicaciones móviles o de cualquier medio digital de alcance o uso masivo”, como el caso de Uber. En este caso las multas van ahora de 130 hasta 300 mil pesos.

El texto fue aprobado por mayoría reglamentaria con el rechazo del interbloque de Cambiemos.

Argumentos enfrentados

Desde esa bancada el concejal Roy López Molina advirtió que con esas medidas lo que se conseguirá es que “se profundice el mercado de remises ilegales».

Para el edil macrista, el remís ilegal surgió como una respuesta de parte de la población «que viviendo lejos del centro no encuentra ni en el taxi ni en el transporte público, la manera de moverse y trasladarse».

«En la práctica, con el aumento de multas no vas a frenar el desembarco de aplicaciones, si es que consiguen mercado en Rosario; y se profundizará el mercado de remises ilegales», evaluó.

Según el referente del PRO «en Rosario no hay un problema de oferta de transporte público en términos de cantidad sino que hay un problema de calidad del servicio, que es percibido como malo; y eso hace que muchos vecinos vean en las aplicaciones una manera de resolver esa mala calidad».

Desde el justicialismo Eduardo Toniolli  planteó: “El camino debe ser el del transporte regulado, monitoreado y cuidado por el Estado. Hay que mejorarlo y no abrazarnos a multinacionales que no se hacen cargo de lo que te pase, que dicen ser solamente intermediarias entre el usuario y un prestador”, planteó.

Respecto a Uber, Toniolli dijo que “es una empresa con mucha espalda y enorme capacidad de generar demanda a través de publicidad. Saturan el mercado con autos que durante un tiempo cobran la mitad de la tarifa del transporte público, destruyen la competencia y terminan imponiendo reglas distintas a las del Estado sin satisfacer el interés general. Lo que aparece como cool o barato termina siendo carísimo en muchos aspectos”.

Para el edil justicialista, Uber “no puede permitirse porque terminaremos como Montevideo o Mendoza, donde después de más de cinco años de permanencia se quedaron con más de la mitad de las licencias, con trabajadores precarizados y sin brindar derechos laborales ni sociales. Así, el sol no sale para nadie y lo que era barato termina siendo caro”.

Encuestas: rosarinos a favor

Mientras el Concejo debatía el incremento de las sanciones a Uber se conocieron dos encuestas que revelaron un apoyo mayoritario hacia Uber y las apps de movilidad.

Según una encuesta realizada por Isonomía Consultores a principios de abril, más del 80% de los rosarinos están a favor del uso de las apps de movilidad en la ciudad, basada en la valoración positiva de tres atributos: la comodidad (25%), la rapidez (24%) y la seguridad (23%). 

Nueve de cada 10 personas en Rosario consideran que las apps permiten aumentar la seguridad a quienes las utilizan para moverse en la ciudad. Puntualmente, 88% de las personas encuestadas creen que estas apps podrían ayudar a la seguridad de los jóvenes al salir por la noche. Y 90% cree que podrían ayudar a la seguridad de las mujeres a la hora de movilizarse, porcentaje que asciende al 94% entre las mujeres encuestadas.

Respecto de un posible marco regulatorio en la ciudad, seis de cada 10 personas consideran que las apps deberían regularse en Rosario, mientras que menos de una de cada 10 creen que deberían ser prohibidas (2%). 

Del estudio surge también que siete de cada 10 encuestados ven a las apps de movilidad como una oportunidad para generar ingresos adicionales. Un 43% afirmó que consideraría manejar con alguna app de movilidad para generar ingresos, donde lo que más valoran es la posibilidad de aumento de ingresos (28%) y la flexibilidad horaria (23%). 

Por su parte la encuestadora rosarina Innova efectuó un relevamiento en abril y detectó que “la mayoría de los rosarinos acuerda con la llegada de Uber: un 56% contra el 28% que no está de acuerdo”, según contó su director Martín Ostolaza. “Desde el año pasado habíamos indagado y nos daba favorable para la llegada de Uber”, apuntó.

© GUILLERMO ZYSMAN